El semáforo del corazón

Grandes y pequeños tenemos dentro del corazón un semáforo con tres luces: la luz ROJA es para frenar, la luz AMBAR es para pensar y la luz VERDE es para actuar. Que los niños/as comprendan esta regla básica haría de los Congresos y Senados el día de mañana un lugar donde se soñaría y se cantaría más a la libertad, la unidad y la solidaridad de los pueblos.

Mis hijos tienen ventaja, porque cantan mis canciones... en este tema Marina: